Lo que ha transcurrido del año 2022, no ha sido la mejor experiencia para el área de la producción y venta de coches, haciendo casi imposible que adquieras un vehículo nuevo a corto plazo, aunque dispongas de los medios económicos para hacerlo.

Bajos niveles de producción

La Sociedad Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), ha señalado en sus datos, que la producción de vehículos cerró con una gran caída en pasado 2021, con -7,5 %, la cual, según los fabricantes, ha sido inferior a los datos registrados al año 2020, cuando algunas fábricas cerraron sus puertas, debido a la pandemia.

Algo que preocupa a los fabricantes, es que estos meses que han transcurrido del 2022, los datos estadísticos no han sido favorables. Hubo una ligera mejoría en los meses de enero y febrero, sin embargo, esto ha sido algo que decayó nuevamente las últimas semanas.

A esto debemos agregar, que la mayor parte de los vehículos fabricados en el país, están destinados a la exportación para el abastecimiento del mercado de Alemania, Reino Unido o Francia.

¿Por qué la producción no se incrementa?

Existe la demanda, sin embargo, estamos siendo víctimas de una serie de situaciones que han creado estas circunstancias, nada favorables para la producción de vehículos.

Por una parte, está la escasez global de microchips y gran cantidad de componentes importantes para la fabricación de coches, provienen de Ucrania y Rusia, por lo que esperamos que no afecte otros mercados, como el de los dispositivos de seguridad que proporciona el cerrajero profesional.

Todos conocemos la difícil situación que se vive en éste momento, y nos afecta de manera indirecta.

Existen otros aspectos relevantes, como la incertidumbre económica en la que vivimos en a actualidad, así como el encarecimiento de las energías y materias primas, que vale destacar, es una situación que se está experimentando en el mundo entero.

Por otra parte, la producción de vehículos alternativos, como los eléctricos, híbridos, gas natural, entre otros, son los únicos que han incrementado su producción en un 15,6 %, si se compara con los datos del mismo mes, correspondientes al año 2021.

¿Cómo afecta las ventas?

La situación en los concesionarios, es la misma, es casi imposible comprar un coche nuevo, de hecho, la respuesta más frecuente es no hay nada en stock, y dependiendo de tu ubicación geográfica, podrías tener que experimentar un tiempo de espera para la entrega del vehículo, que puede oscilar, entre 2 y 6 meses.

Y cuando consultas el motivo, todos indican, más o menos lo mismo, algunos componentes se están fabricando en menor cantidad, lo que afecta la venta de producto nuevo.

La crisis de los microchips está creando una verdadera incertidumbre económica, de hecho, muchos de los datos estadísticos señalan que las ventas de este año, son similares a la crisis económica que vivió el país la década pasada.

Incluso, hacen referencia que se están vendiendo coches de más de 15 años, que nuevos de fábrica, lo que afecta de manera negativa a la descarbonización, el problema es que… no existen nuevas opciones en el mercado en la actualidad.

Por admin

error: Content is protected !!