En toda Europa ya hay muchas consideraciones sobre los coches eléctricos, se prevé que para dentro de 10 años, se prohibirá en la mayor parte del continente los coches a gasolina y a diesel, todo esto por un tema de emisión de gases de carbono y su relación con la contaminación.

Ahora mismo en España ya se cobra un impuesto por emisiones de dióxido de carbono, y se prevé que a medida pasen los años, el límite de emisiones  posibles serán reducidas, de manera que lo que se visualiza es que poco a poco los ciudadanos europeos deberán tener un coche eléctrico.

Las razones para tener un coche eléctrico

Ya estamos bastante informados sobre el tema del calentamiento global y sobre las emisiones de carbono, las cuales son las responsables del cambio climático y catástrofes ambientales que vemos hoy en día, y reducir considerablemente toda fuente de contaminación es un gran avance.

Pero además de evitar las emisiones de carbono, también hay que considerar que el hecho de que los propietarios de autos que deban cancelar multas por tener un coche que no sea eléctrico hace que la gente se pregunte el hecho de ir adquiriendo un coche eléctrico para evitar éstas multas.

Los coches eléctricos además pueden ser más económicos, presentan menos problemas en relación a los componentes internos, que requieren de un menor mantenimiento, además de que hoy en día el gobierno parece favorecer las ventas de esta clase de vehículos para aumentar su número e ir reduciendo el parque automotor que funcione con combustibles fósiles.

Una opción de económica

Es muy importante considerar que para la compra de un coche eléctrico, hoy en día se ofrecen préstamos especiales en las instituciones bancarias, así como también en las agencias, lo cual es un factor considerable a la hora de adquirir un coche, ya que se trata de un desembolso de dinero importante.

Otro aspecto a tomar en cuenta radica en el hecho en que al menso en algunos países de Europa se está ofreciendo la posibilidad de conseguir ayudas especiales para la compra de un coche eléctrico, todo esto con el objetivo de impulsar la venta de este tipo de vehículo.

También hay que tomar en consideración el aspecto de mantenimiento, el cual es mucho más económico que el de un coche que funcione a gasolina o a diesel, además del hecho de que la recarga eléctrica es considerablemente más económico que la compra de gasolina.

Sobre sus limitaciones

Ciertamente la preocupación de un coche eléctrico puede relacionarse con los puntos de recarga, y es que en las grandes ciudades ya hay suficientes puntos de recarga, puede que en las ciudades del interior no sea así, además es posible invertir y ver la posibilidad de tener un punto de recarga en tu domicilio.

Hay que considerar también la autonomía del vehículo, por lo general, un vehículo eléctrico puede alcanzar los 600 km en un tiempo de vida útil de hasta aproximadamente 12 años, se somete a consideración su uso especialmente en los trayectos largos.

Por admin

error: Content is protected !!